Hola, ¿Cómo estás? Hoy quiero compartir contigo el secreto de ¿Por qué Google penaliza tu web e impide aparecer en las búsquedas orgánicas de tus clientes?

Google y otros motores de búsqueda, penalizan webs cuando no se cumplen las directrices SEO. En esos casos, pueden ocurrir varios escenarios desde penalizar SEO en tu dominio o en toda tu web, descendiendo posiciones Google hasta desparecer de la red. Puedes leer más aquí: ¿Qué es una penalización SEO?

El posicionamiento en buscadores va más allá de las famosas palabras clave y el marketing digital de contenidos. Google penaliza las webs que se quedan cortas o presentan contenidos duplicados con intención de ahorrar tiempo… en otras palabras, engañar a Google.

Google detecta por milésima de segunda cuando una web quiere hacer trampas, lo siento. El SEO rápido sale muy caro, cuando tus intenciones en Google es generar negocio y alcanzar una facturación mensual alta.

 

Principales razones por las cuales Google Penaliza tu web:

La técnica de menos es más no funciona en Google, cuando menos se refiere a contenido Thin Content. Es decir, paginas de tu web que no alcanzan los 200 caracteres como mínimo. Google interpretará ese contenido como poco funcional y nada de importante. Por lo que Google no lo indexará y no aparecerá en los motores de búsqueda.

Todo lo que subas a tu diseño web es importante, pero solo debes de indexar aquel contenido que tiene la función de captar clientes en Google. ¿A que me refiero? Contenidos que tenga relación directa con los resultados de búsquedas en Google o Bing.

Google penaliza páginas web con velocidad lenta. Es decir cuando tu web pesa demasiado y tarda más de 3 segundos desde un móvil. Si tu web PC tarda más de 10 segundos… Son muy malas noticias.

Otro motivo son los problemas internos de tu página web. Un diseño web pensado solo en la apariencia visual puede generar penalización SEO. Si la arquitectura web está mal configurada, sin configuración responsive, contenidos sin sentido, efectos de movimiento recargados que reducen la velocidad web… que darán a lugar una penalización SEO y confundir el algoritmo de Google.

Google penaliza las estrategias de posicionamiento Black Hat SEO. Como por ejemplo el uso de keyword stuffing de forma abusiva y antinatural (puedes consultarlo en Google Search Console), la redacción de textos automáticos, textos ocultos CCS… estas prácticas de engaño pueden causar una penalización manual por parte de Google.

La compra de enlaces tóxicos y de mala calidad convertirán tu web en Spam. No se trata de invertir mucho dinero en tu estrategia de linkbulding, se trata de hacerlo con cabeza y en manos de profesionales en posicionamiento SEO.

Convertir tu web en un portal Spam o granja de enlaces, sin verificar la calidad de los enloces. Ciegos por posicionamiento web seo, a cualquier precio de calidad.

Y aunque se escape de tu control, Google penaliza las webs profesionales con SEO Negativo. Es decir, cuando atacan tu web con técnica de apropiación de URLS, método hijacking o reputación web.

 

Existen varios tipos de penalizaciones Google, entre ellas las algorítmicas y las manuales:

La Penalización Algorítmica está relacionada con los Black Hat SEO, páginas web automáticas y la compra de enlaces tóxicos. Las penalizaciones algorítmicas son fáciles de solucionar y recuperar el posicionamiento SEO.

Mientras que las Penalizaciones Manuales, son más difíciles de solucionar. Aparecen cuando has hecho trampas, has jugado sucio y Google penaliza tu web. A diferencia de las penalizaciones algorítmicas, recibirás una alerta de Google con motivo y si quieres recuperar tu SEO web, deberás de hacer caso de todo lo que digan.

Si quieres saber si Google ha penalizado tu web, clica aquí

 

¿Cómo recuperarte de la Penalización SEO?

Antes de tocar cualquier detalle interno de tu web, te recomiendo iniciar una Auditoría SEO Web, para analizar y detectar todos los errores que hayan generado la caída de tráfico orgánico de tu web. Puede leer más sobre nuestras Auditorías SEO aquí

Una vez realizada la Auditoría SEO, saldrán a la luz los errores que Google penaliza y tocará reparar tu web si quieres seguir apareciendo en Google, para generar negocio y venta online. Entre las reparaciones más conocidas encontramos:

Mejorar la arquitectura de enlaces internos.

Arreglar los errores 404 y redirecciones 301 permanentes.

Revisar la indexación web y robot.txt.

Optimizar los tiempos de cargar, la velocidad web y comprimir peso de ficheros.

Reducir los enlaces salientes

Analizar la estrategia SEO On page aplicada

 

Entre otras incidencias SEO que Google penaliza si no cumples con su directrices, para hacer útil tu web y cuidando la experiencia de usuario de tus clientes.

Por muy sencillas que te parezcan las soluciones en un tutorial, reparar las penalizaciones SEO no son tarea fácil, ya que no se trata de poner parches. La solución es que la web esté optimiza, operativa y hable el mismo lenguaje que Google si quieres que tu web esté posicionada y Google te encuentre clientes de forma orgánica.

Si tuvieras alguna duda o necesitas reparar tu SEO, escríbenos para avanzar y aparecer los resultados de Google.

¡Feliz día!

Hola ¿Cómo estás? Hoy hablaremos de la penalización SEO. ¡Sí! Todo un enigma cuando lanzas tu primera web y te preguntas ¿Es suficiente con tener solo una web bonita y atractiva o perdemos posiciones?

Si no cumples con los requisitos mínimos del algoritmo de Google recibirás una penalización. En tu lugar aparecerá tu competencia  que esté al día con su SEO.

Ojo! En Google no es lo mismo «estar que ser encontrado»

 

Todas las webs, pueden recibir una penalización Google, sea cual sea su magnitud si no cumplen con las directrices de Google.

Una penalización SEO es una acción algorítmica o manual emitida por los buscadores como por ejemplo Google y Bing. Si tu web recibe una penalización SEO, automáticamente empezará a descender en posiciones, es decir:

Google y otros buscadores reducen tu posición en los resultados de búsqueda y por consecuente, negocios similares al tuyo se te avanzarán.

Si se acumulan las penalizaciones algorítmicas SEO, Google interpretará que tu web no funciona o bien tu negocio ha cerrado. Por lo tanto, Google suprimirá tu web de sus motores de búsqueda.

Es normal que ignores la Penalización Google cuando no estás familiarizado con el posicionamiento SEO de tu web. Pero si no solucionas los errores empezarás a perder dinero y expansión de negocio online:

Tu tienda online dejará de aparecer en búsquedas resumiéndose en menor ventas hasta sumar cero.

Tu web informativa para captar clientes reduce el tráfico de visitas web, es decir menos visitas, menos oportunidad de captación, igual a menos facturación mensual.

 

¿Cómo puedes saber si tienes una Penalización SEO Google?

Existen distintas formas de detectar la penalización Google, una de ellas es a través de análisis en Google Analytics. Uno de los puntos a tener en cuenta, es el volumen de tráfico. Si detectamos que el tráfico web ha bajado más de un 20% respecto a los últimos 15 días, es posible que haya una penalización SEO.

Una vez analizado el tráfico de visitas web, es momento de comprobar las posiciones de tus palabras clave. Si detectas que han bajado de posición, seguramente tu web empresa tiene una penalización por parte de Google.

 

Resumen para detectar si exsite Penalización SEO

Recibir una alerta de Google (Google update).

Detectar más del 20% de perdida tráfico de visitas web.

Ver en Search Console, si tu posición en Google ha caído en picado en cuestión de días.

Ver que tu tráfico orgánico y posicionamiento SEO no suben, a pesar de trabajar SEO web y redactar contenidos SEO.

 

¿Qué tiene en cuenta Google para penalizar tu web?

El algoritmo de Google actuará de una forma determinada según el tipo de penalización SEO:

URL concreta de tu web: Tratandose de una penalización Google fácil de solucionar y que no afecta a toda la web, es decir, solo repercute en la visibilidad de esa URL.

Dominio web al completo: Afecta a toda la web. Es decir, tu visibilidad caera y verás una gran caída a tu tráfico de visitas web. Al afectar a toda la web, la solución se vuelve compleja pero no imposible.

 

¿Qué es un Espejismo de Penalización SEO?

Antes de terminar el post SEO de hoy, me gustaría aclarar una falsa penalización Google. Es decir, cuando detectas síntomas de Penalización Google y es todo lo contrario. Vamos con unos ejemplos:

Has modificado la arquitectura de enlaces de tu web y no has tenido en cuentas las redirecciones o el contenido duplicado.

Has borrado enlaces de tu web sin pensar que Google no olvida facilmente, provocando error 404.

Abusar de la redirección 301. En vez de ser un salvaconducto temporal se convierte en una arquitectura de enlaces compleja, que provoca lentitud en tu web.

Cuando crees que por aplicar SEO 2 meses en tu web, es suficinete para toda la vida ¡Error!

Relajar tu SEO hasta el punto que tu competencia similar, se ponga las pilas y te robe tu tráfico orgánico web.

Errores en tu fichero robot.txt que impide tu visibilidad e indexación Google y otros buscadores.

En el caso de que hayas detectado estas incidencias en tu web, pero no conozcas el motivo de penalización SEO o creas que puede ser una falsa penalización, es conveniente hacer una Auditoría SEO para empresas (Ver más)

Y llegados a este punto,

 

¿Has detectado alguna Penalización Google en las últimas semanas? ¿Solucionada o ignorada?

Google no penaliza tu web por aburrimiento. Tu web recibe una Penalización SEO cuando no habla el mismo lenguaje que Google y otros buscadores. Google usa un mecanismo para mostrar webs en las búsquedas donde quieres aparecer, por lo tanto si tu posicionamiento SEO no es correcto, Google te hace desaparecer.

Si quieres evitar que tu web quede obsoleta y subir posiciones en Google, escríbenos para reparar errores SEO y seguir captando nuevos clientes a través de tu web profesional.

¡Feliz día!